Funtendo

funtendo

“¿Pero qué invento del diablo es esto?”. Seguro que más de uno ha pronunciado estas palabras al leer el título del post y ver la imagen que acompaña a estas líneas. Tras esa apariencia de bomba casera, con la elegancia que le dota un buen papel pegado con celo, se esconde un trabajo de bricolaje que permite conectar cualquier mando de Nintendo en el ordenador y difrutar de nuestros emuladores con el controlador que queramos. Las intrucciones para fabricar esta “máquina del placer” las encontraréis en este enlace, junto con la lista de piezas necesarias. No creo que cueste mucho dinero ni tiempo el darle forma a nuestro Funtendo particular aunque me parece que el mayor gasto va a ser comprar todos los gamepads necesarios.