El horrible secreto de Frogger

No soy precisamente un fan del clásico Frogger, incluso a pesar de mi edad. En mi vida como jugador he debido de echar solamente un par de partidas a la obra de Konami, y ni siquiera me acuerdo del sistema en el que lo jugué, pero aun así me he sorprendido al ver este vídeo de Dorkly y descubrir un pequeño detalle que hasta hoy me había pasado totalmente desapercibido. ¿Alguna vez habéis comparado el tamaño de la rana protagonista con el de los coches que circulan por la autopista? Pues si nos atenemos a la escala mostrada en el juego deberíamos cambiarle el título y llamarlo algo así como “Rampage: la precuela”. Y ya si nos ponemos a medir los cocodrilos del final entonces  nos salimos del sistema métrico.