• Pingback: Bitacoras.com()

  • Pues no se aleja mucho de la realidad no…

  • Pocos videojuegos modernos aguantarían este viaje en el tiempo. Y nuestra cartera ya ni te cuento. ¡La ruina!